630 426 923

Terapia Adultos

Psicólogos Bilbao Adultos Psicólogos Getxo Adultos

En la vida surgen momentos críticos, caracterizados por emociones negativas intensas y persistentes como: depresión, ansiedad, obsesiones, fobias, trastornos del sueño, trastornos de la conducta alimentaria, baja autoestima, dificultades en las relaciones interpersonales, duelos… En tales casos, siempre es indicado un proceso de psicoterapia. Los síntomas o el malestar que se experimenta suelen surgir tras acontecimientos valorados negativamente, ante la anticipación de cambios importantes en la vida, o quizás tras una vivencia personal de fracaso, inadecuación o pérdida.

Otras veces el malestar surge de procesos aparentemente crónicos o lejanos en el tiempo, de actitudes que causan un malestar intenso en varios ámbitos: pareja, relaciones personales, trabajo, etc. En todo caso, la psicoterapia puede ser muy beneficiosa. Tenemos un sin fin de obligaciones en nuestro día a día que nos desconectan de nosotros mismos, de nuestras sensaciones. Nuestro cuerpo-mente nos intenta avisar de que las cosas no marchan bien a través de sensaciones corporales como: taquicardias, presión en el pecho, molestias estomacales, insomnio, irritabilidad…Por eso es importante que pidamos ayuda a un psicólogo lo antes posible.

Voy a caminar junto a ti codo con codo, acompañándote, escuchándote y creando un ambiente en el que te sientas segura/o y escuchada/o. Trabajaremos con diferentes enfoques, en función de la persona que tenemos delante y de sus objetivos.

En función de tus objetivos, la terapia puede ser a corto plazo , para trabajar un tema específico o a largo plazo para trabajar procesos más profundos. Las sesiones pueden ser semanales o quincenales , dependiendo de tu situación y objetivos.

¿Qué tipo de dificultades abordamos?

 

  • Trastornos del ánimo: depresión, distimia.
  • Trastornos de ansiedad: ansiedad generalizada, fobias, obsesiones/compulsiones/TOC.
  • Trastornos del sueño.
  • Disfunciones sexuales: eyaculación precoz, anorgasmia, disfunción eréctil.
  • Problemas de adicción. (Nuevas tecnologías, teléfonos móviles, ordenadores…)
  • Otras: Baja tolerancia a la frustración, irritabilidad, inseguridad, perfeccionismo.